PinkShark Gaming

Hola y bienvenido al foro oficial de PinkShark Gaming (http://www.youtube.com/PinkSharkGaming).
Disfruta de todas las ventajas del foro!!
Conectate, o registrate si no lo estas.
Si tienes alguna duda una vez registrado, envía un Mp a moderadores o administrador

Pásalo bien y si necesitas alguna ayuda aquí nos tienes!
HOLA Invitado!! esto es el scroll de noticias, aquí puedes ver noticias del foro.
Esperamos que el foro sea de su agrado, nosotros hacemos lo posible por ello.
Disfruta de ZonaZero.
(PON EL RATON ENCIMA  PARA PARAR EL SCROLL)
EL FORO ESTÁ SIENDO REFORMADO
En breve dispondrás de nuevas categorías y temas, los antiguos estaban desactualizados
y ya no están disponibles. También el diseño está sufriendo cambios hasta que se asiente
una apariencia permanente.

    RESEÑAS DE DC COMICS

    Comparte

    Loki
    ~ VIP ~
    ~ VIP ~

    Masculino Edad : 39
    Hobby : Demasiados
    Música PreferidaEmo.
    Mensajes : 414
    Miembro desde : 09/08/2008
    Reputación Reputación : 1

    Pedido/sugerencia RESEÑAS DE DC COMICS

    Mensaje por Loki el Mar 28 Oct 2008, 21:45

    Fuente: El Blog del Rincón de Loki
    Hola y bienvenidos a una nueva entrega de la Bateria de Reseñas. Cerramos el mes con tres reseñas de tomos de DC: en Batman: Momentos decisivos
    Brubaker, Rucka y Dixon analizan la relación entre Gordon y Batman y
    cómo ha evolucionado con los años, termina la etapa de Dixon en Nightwing: Momentos decisivos y en 52: Los cuatro jinetes
    la trinidad de DC (Superman, Batman y Wonder Woman) se enfrentan a los
    Cuatro Jinetes del Apocalipsis. Sí, a los que ya derrotó Black Adam. Y
    de postre, un breve comentario sobre la Supergirl de Peter David y otras cosas publicadas este mes. A leer, que es bueno.





    Batman: Momentos decisivos
    Edición original: Batman: Turning Points #01-06
    Guión: Ed Brubaker, Greg Rucka, Chuck Dixon
    Dibujo: Varios









    BATMAN: MOMENTOS DECISIVOS
    A modo de resumen: Batman: Turning Points es el análisis de tres
    guionistas de la relación entre Batman y el Comisario Gordon con el
    paso del tiempo, tomando como referencia eventos clave de la historia
    de ambos como “La broma asesina” o “La caída del murciélago”. El
    resultado es un poco irregular, pero el nivel general es bueno. Por
    ejemplo, el primer capítulo (post-Año Uno) intenta parecer tan Año Uno
    que resulta hasta un poco cómico: la trama, la relación entre Batman y
    Gordon, el demente al que hay que detener, a narración, el ritmo, el
    dibujo. Es peligroso acercase a una obra consagrada, y más si el
    propósito del guionista es mimetizarse al máximo y que parezca una
    continuación pobre del original. Además es una historia un tanto
    mediocre en cuanto al contenido y que no profundiza demasiado en la
    relación de ambos.

    Los capítulos posteriores van variando en cuanto a calidad de dibujo
    e historia. Algunos ofrecen una clara conexión entre los protagonistas
    (como el relativo a Jason y Bárbara, centrado en la pérdida) mientras
    que en otros está más cogida por los pelos y se basa más bien en cómo
    reacciona Gordon ante Batman. Las historias no suelen ser muy
    atractivas y casi todo el interés recae en una interacción decente que
    palidece en comparación con otros diálogos escritos tanto por Rucka
    como por Brubaker: la narración y el ritmo de éstas a veces resulta un
    poco lento. En este caso, la unión es menos que la suma de las partes.

    En cuanto al dibujo, cada número tiene su propio dibujante,
    intentando emular una época. El primero es de Steve Lieber y al igual
    que el guión, intenta ser tan Año Uno que queda mal. No está a la
    altura de Mazzucchelli, y sólo coge de este la parquedad de figuras y
    la sencillez: no queda nada de su calidad narrativa ni de su
    composición de página. Giella intenta reflejar el ambiente vivo de los
    50, pero fracasa estrepitosamente: las escenas divertidas no son
    divertidas, hay muchos planos torpes y algunos errores (como que el
    halo de luz de la Bat-señal sea más ancho hacia el principio o hacia el
    final, dependiendo de la viñeta… nada grave, pero afea el resultado).
    Giordiano hace un buen trabajo, sobrio y bien narrado, para dibujar al
    Batman de los 80. Brent Anderson refleja con mucha clase el estilo duro
    y oscuro de los 90 quedándose con la tensión, la crudeza y las sombras,
    y descartando errores anatómicos, rayas y demás aspectos molestos de la
    tendencia gráfica de la época. Y por último Pope pasa de todo, no
    intenta emular a nada y a nadie, pero al menos intenta limitar algunos
    de sus defectos más irritantes – con relativo éxito -.

    Batman: Turning Points es una lectura aceptable, pero poco más. La
    narración se hace pesada, hay poco contenido debajo de unos diálogos
    buenos pero no excelentes y el dibujo es muy irregular. Por muy
    aficionado a Batman que seas, merece más la pena que ojees las
    historias a las que hacen referencia (con sus propias virtudes y
    defectos) que leer esta re-visión lenta y poco creativa de Brubaker.





    52: Los Cuatro Jinetes
    Edición original: 52 Aftermath: The Four Horsemen
    Guión: Keith Giffen
    Dibujo: Pat Olife









    52: LOS CUATRO JINETES
    Los Cuatro Jinetes eran una buena idea, como la inmensa mayoría de
    las que poblaban 52. Una mezcla descabellada y absolutamente animal
    entre religión y ciencia invocados por unos científicos locos liderados
    por un huevo gigante y parlante para derrotar a un personaje a su
    altura. Hubo sorpresas (ay, Hambre, que susto nos diste a todos…),
    acción, violencia y citas chulas por parte de Black Adam. Fue breve y
    espectacular, como se esperaba, y dejó un buen sabor de boca. Partiendo
    se esto, ¿que necesidad había de recuperarlos y ponerlos a pegarse con
    Superman, Batman y Wonder Woman? Ninguna. Ninguna en absoluto. Una de
    las características que les hacía interesantes era que eran unos tipos
    invocados ex profeso para acabar con Black Adam, una especie de as en
    la manga para derrotar a uno de los héroes/villano más poderosos de DC.
    Ponerles a pelear contra otros héroes los hace más genéricos y les
    resta peligro y amenaza.

    Merecería la pena el devolverles de la tumba artística si la
    historia fuese memorable, pero no es el caso. En primer lugar, tarda
    bastante en empezar. Crear ambiente, empezar una cuenta atrás, acumular
    tensión… todo eso está muy bien en teoría, pero está muy mal ejecutado.
    La dirección es confusa y no se sabe muy bien a qué quiere apuntar. ¿Es
    una historia sobre colaboración entre héroes? ¿Sobre catástrofes
    planetarias? ¿O sobre amenazas indefinidas que atacan sin ser vistas?
    ¿Va a centrarse en caracterización y diálogo, o en combatir a un
    villano y su legión de zombies? Trata de tocar todos los palos y el
    resultado es insatisfactorio en cada uno de sus intentos. No crea
    tensión, no define a los personajes, y lo único que consigue es generar
    ganas de que aparezcan los malos para que haya algo de acción.

    También se rescatan algunos elementos de 52, pero están aislados de
    lo que les hacía tan divertidos en aquella serie. Como quitar una perla
    y tirar el resto del collar. La interacción con los héroes no es
    especialmente buena, y su aportación a la historia es mediocre como
    mucho. Ah, y además hay unos secundarios cuya aparición resulta
    bastante forzada, cuyas intervenciones son totalmente pasables y cuya
    participación apenas viene a cuento. Si esta miniserie hubiese decidido
    centrarse sólo en los héroes y los… llamémosles villanos, hubiese
    mantenido un cierto nivel, pero los secundarios llevan a la obra al
    fondo.

    En cuanto a la acción, es decepcionante. En primer lugar, la tensión
    es cercana a cero. En 52 daban miedo porque sabías que era un
    acontecimiento importantísimo, que el cadáver de Osiris todavía estaba
    fresco y que era totalmente factible que rodasen más cabezas. Esta es
    una miniserie que no se sabe de donde sale ni con qué propósito
    protagoniza por unos héroes que sabes a ciencia cierta que van a ganar
    sin un rasguño. Esta premisa convierte a los Cuarto Jinetes en una
    suerte de Brigada de Derribo de DC: villanos poderosos que están ahí
    para soltar unas tortas, comerse muchas más y retirarse. No son en
    absoluto impresionantes o épicos, que es lo que le pedirías, por
    ejemplo, a un combate entre Superman y la encarnación de la Guerra.
    Pero al final, solo pides que termine.

    El dibujo de Olife mejora cuanto más estático e inexpresivo es el
    dibujo. Eso sí, en cuanto hay animación, dinamismo, posturas o algo
    relacionado con la cinética, pierde muchísimo. Es bastante detallado y
    tiene varias páginas buenas, eso sí. Pero el conjunto no le hace ningún
    favor al contenido. En general, 52: Los cuatro jinetes es tan
    prescindible como parece. No aporta nada: ni acción, ni épica, ni
    desarrollo de personajes, ni interacción con secundarios, ni
    re-incorporación de elementos de 52, ni nada de nada. Prescindible y
    malo.





    Nightwing: Atando cabos
    Edición original: Nightwing #67-70, #40 y #51
    Guión: Chuck Dixon
    Dibujo: Trevor McCarthy, Scott McDaniel y Greg Land.









    NIGHTWING: ATANDO CABOS
    Si leísteis la reseña de Nightwing del mes pasado, tengo una buena
    noticia y otra mala. La buena es que en el tomo anterior había números
    sueltos que formaban parte de arcos argumentales más grandes que
    estaban totalmente fuera de lugar y sin conexión… y que aquí algunos
    siguen inmersos en crossovers, pero con algo más de coherencia. Por lo
    menos da la impresión de que Nightwing es un agente activo de la
    historia, no alguien a quien el argumento le pasa por encima antes de
    seguir su camino. Y la mala es que, pese a ello, el contenido no mejora
    demasiado. En el último tomo de esta etapa, y es casi un compendio de
    todo lo que hemos tenido hasta ahora – al menos funciona muy bien como
    resumen -: una caracterización básica y superficial de Nightwing
    (limitándose a algunos actos generosos que lo diferencian de su mentor)
    que apenas ha evolucionado desde sus inicios, una escasa diferenciación
    del entorno en el que actúa comparado con Gotham, villanos de
    apariencia ridícula y poderes/habilidades poco interesantes y una
    pegajosa sensación de que la serie no va a ninguna parte y no quiere
    contar nada más allá de “Nightwing es un buen héroe que se pega con
    gente.” Sabe a poco incluso como conclusión. Más de lo mismo, con el
    control automático hasta el insípido final. Hazte con otra cosa.

    En cuanto al dibujo, Trevor McCarthy sigue a su aire de expresiones
    desencajadas, anatomía rara y dibujos feos. Lo que se conoce
    vulgarmente como poco agradable a la vista. Malo en narrativa, malo en
    detalle… no hay por donde cogerlo. McDaniel dibuja a todos los
    personajes con una anatomía extrañísima y resulta un poco confuso
    cuando quiere hacer una narración fluida, pero es mejor que los
    personajes de gelatina de McCarthy, y por mucho. El último dibujante es
    Land, y es curioso ver como era su estilo original antes de que
    encontrase inspiración en los videos de Brazzers y el Penthouse.





    Universo DC: Supergirl
    Edición original: Supergirl #01-#23, Showcase ‘96 #12
    Guión: Peter David
    Dibujo: Varios









    UNIVERSO DC: SUPERGIRL
    ¿Quieres comprar un tomo esta semana? Bien puede ser este. Peter
    David es un hacha a la hora de coger a personajes por los que nadie
    daba un duro como Hulk y Aquaman y hacer historias interesantes y
    buenas con ellos. Su etapa en Supergirl es otra demostración de su
    talento a la hora de explotar aquello que hace interesante y distintivo
    a un personaje, por muy poco desarrollado que haya sido hasta entonces,
    además de dotarle de algún elemento novedoso y original que rompe con
    lo anterior o lo aprovecha para propósitos nuevos y divertidos. Eso sí,
    siempre respetando al personaje, reivindicando su papel como heróina
    distinta al resto y con humor, siempre presente en su obra.

    Hay ideas frescas - algunas mejor ejecutadas que otras, pero en
    general las lleva bien - hay buen diálogo y hay buenas aventuras: no es
    su mejor trabajo, pero está literalmente a años luz de, pongamos, los
    números inmediatos al relanzamiento de Supergirl, y seguramente
    encontrarás algo sumamente entretenido o sorprendente, lo que le
    convierte en una lectura muy recomendable. Dale una oportunidad y
    échale un vistazo. Merecerá la pena. Además, a modo de referencia
    interna, después continuó la historia (de algún modo…) a través de la
    serie Angel Caído, que fue la que impulsó a Toni Boix a escribir por
    primera vez en Zona Negativa: solo por ese detalle cada uno debería
    comprar un par de ejemplares. Por lo menos.

    Para cerrar, algunos comentarios generales. Echadle un vistazo al último número de la colección de planeta centrada en Arkham Asylum: Dan Slott al mano y, como no podría ser de otro modo, tiene una muy alta calidad. Superman: Presidente Lex
    aparece en el diccionario como definición de “buena idea con un montón
    de potencial pero mal ejecutada”, y ver en retrospectiva para qué
    usaron el nuevo estatus quo del villano hace que tenga hasta un punto
    doloroso. Y sobre Cuenta Atrás, bueno… seguro que ya
    habéis leido mucho. Una hornada un poco floja, con muchas cosas
    prescindibles, pero ahí están Flash, Supergirl y Arkham Asylum para
    salvar el día. O el mes. La semana que viene, grapas de Panini. Nos
    vemos entonces: no faltéis.

      Fecha y hora actual: Lun 05 Dic 2016, 07:42